EQUINACIA (Echinacea purpurea)

La equinacia es una de, las hierbas medicinales mas Importantes y
sorprendentes de Norteamérica.
La palabra Echinacea procede de echinos, ‘erizo’ en griego, en alusión a los espinosos pétalos del disco central.

Al igual que sus parientes cercanos (Echinacea angustifolia y E. pallida), la E. purpureaestimula el sistema inmunológico contra todo tipo de infecciones
víricas y bacterianas, acelera el restablecimiento y favorece la digestión. Existe un extracto de las raíces y rizomas indicado para una larga lista de dolencias: eccema, septicemia, furúnculo s, infecciones por hongos, infecciones de las vías altas delaparato respiratorio, resfriado, gripe, fiebre y enfermedadesvenéreas.

EQUINACIA •• Echinacea purpurea

Planta resistente, perenne, con rizomas, autóctona de algunas regiones de Norteamérica (Michigan, sur de Virginia, Luisiana y Georgia). Prefiere los prados secos y los bosques poco poblados.

Flores con un disco central de pétalos naranja-parduzcos, y largas y estrechas
lígulas exteriores.

Tallo erecto y poco ramificado.Hojas estrechas, ovales, rematadas en punta, dentadas y con la superficie áspera.

EQUINACIA Echinacea purpurea Las grandes flores, en forma de margarita,
hacen que la planta se doble si no se le ponen rodrigones antes de florecer. La variedad E. purpurea ‘Robert Bloom’ posee llamativas flores de color magenta.La extraordinaria capacidad de la equinacia para estimular el sistema
inmunológico y aliviar todo tipo de dolencias ha propiciado la elaboración de un gran número de preparados.

En gargarismos o en enjuague bucal puede aliviar el dolor de garganta, mientras que aplicada externamente actúa contra herpes, acné, psoriasis y heridas infectadas.

No es tóxica, pero una ingestión excesiva puede causar irritación de garganta. Debido a sus espectaculares efectos sobre el sistema inmunológico, actualmente se está investigando su posible utilidad en el tratamiento del sida.

Cura contra las mordeduras de serpiente

Los pueblos de las llanuras norteamericanas utilizaban las raíces por sus propiedades antisépticas y analgésicas, con frecuencia en el tratamiento de las mordedura s de serpiente o las picaduras de araña. Tras masticar la raíz, con la pulpa se hacía una cataplasma que se aplicaba sobre la herida después de haberla abierto para chupar el veneno. A finales del siglo XIX era muy conocida en la medicina
norteamericana como purificador de la sangre. Desde entonces, la ciencia moderna ha confirmado muchas de sus virtudes, y en la actualidad sólo
en Alemania existen más de 200 preparados farmacéuticos elaborados con Echinacea.

Planta de arriate

Los colores de las tres especies más utilizadas CE. purpurea, E. angustifolia y E. pallida) van del blanco al rosa y al violeta.
Sus flores, parecidas a las de las margaritas, quedan preciosas en un arriate estival, además de resultar ideales en un jarrón.
Las flores de la E. purpurea desprenden una dulce fragancia, semejante a la de la miel.

Medicinal. Estimula el sistema inmunológico en respuesta a todo tipo de infecciones e inflamaciones; se estudia su posible utilidad en el tratamiento del  sida. Antivírica y antibacteriana, acelera el restablecimiento y favorece la digestión. Uso interno contra afecciones cutáneas, septicemia, furúnculos, abscesos, infecciones por hongos, infecciones de las vías altas del aparato respiratorio y enfermedades venéreas.
Aplicación externa para tratar herpes, acné, psoriasis y heridas infectadas. En gargarismos o en enjuague bucal, contra las infecciones de garganta.

PRECAUCIONES. Una ingestión excesiva
puede provocar irritación de garganta.

Deja un comentario