HINOJO MARINO (Foeniculum vulgare)

El hinojo marino es una suculenta planta aromática que, antiguamente, solía
consumirse en conserva o fresca en ensaladas, y que todavía se come en algunas zonas rurales. La única especie del género crece en los acantilados y costas rocosas del océano Atlántico, el canal de la Mancha, el Mediterráneo y el Mar Negro, a lo que se debe su nombre, aunque en realidad esta planta tiene muy poco en común con el verdadero hinojo (Foeniculum vulgare).

Hojas con múltiples utilidades

Las hojas frescas, que se recolectan cuando aún son tiernas, pueden salarse, cocerse y condimentarse con vinagre y especias para conservarlas, o también pueden freírse con mantequilla
o consumirse crudas en ensaladas. Son muy ricas en vitamina C,

Flores amarilloverdosas, diminutas. En umbelasque aparecen en verano.Hojas lanceoladas, carnosas y cerosas, divididas en foliolos de color verde
grisáceo.

Tallo flexuoso, muy ramoso y con la base leñosa.

HINOJO MARINO  Crithmum maritimum

El hinojo marino, la única especiede su género, crece espontáneo en las costas del Atlántico, el canal de la Mancha, el Mediterráneo y el Mar Negro.
y se supone que ayudan a perder peso. Esta planta posee también
propiedades terapéuticas: actúa como diurético, favorece la digestión y elimina las toxinas del sistema circulatorio.
A veces se prescribe en infusión para los problemas nefrítico s y la obesidad.

Hierba de San Pedro
El hinojo marino se llama en francés sampiére, una forma abreviada de herbe de Saint-Pierre, en honor de san Pedro.

El nombre del género procede de la palabra griega krithe, que significa ‘cebada’, en alusión a la forma oval y acanalada de las hojas.

Una larga historia

El hinojo marino se utiliza desde hace siglos tanto en gastronomía como en medicina. En 1597 el herborista inglés Culpeper escribía: ‘las hojas, encurtidas o en ensalada con aceite y vinagre, constituyen una deliciosa salsa para las carnes, y son muy saludables para las disfunciones del hígado, el bazo o los riñones.
Es la salsa más grata de todas, la más divulgada y la que mejor sienta al organismo’.

No obstante, no todo el mundo estaba tan convencido de su buen sabor: mucho tiempo después, el escritor del siglo XX Tom Stobart lo describía como ‘una mezcla de apio y queroseno’.

Culinario. Las hojas tiernas se recolectan para consumirlas como verdura. Para conservarlas, espolvoréelas con sal, cuézalas y sumérjalas en vinagre especiado. También se pueden freír con mantequilla o consumir en ensalada.

 Medicinal. En infusión, para tratar la obesidad o los problemas de riñón. Elimina las toxinas, favorece la digestión y es diurético.

Deja un comentario